stdClass Object
(
    [nid] => 2395
    [type] => pais
    [language] => 
    [uid] => 1
    [status] => 1
    [created] => 1305746024
    [changed] => 1311179420
    [comment] => 2
    [promote] => 1
    [moderate] => 0
    [sticky] => 0
    [tnid] => 0
    [translate] => 0
    [vid] => 2395
    [revision_uid] => 1
    [title] => Cuba
    [body] => 
    [teaser] => 
    [log] => 
    [revision_timestamp] => 1311179420
    [format] => 1
    [name] => admin
    [picture] => 
    [data] => a:3:{s:9:"nodewords";a:9:{s:8:"abstract";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"canonical";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:9:"copyright";a:1:{s:5:"value";s:13:"alba cultural";}s:11:"description";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:8:"keywords";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:13:"revisit-after";a:1:{s:5:"value";s:1:"1";}s:6:"robots";a:2:{s:5:"value";a:6:{s:9:"noarchive";i:0;s:8:"nofollow";i:0;s:7:"noindex";i:0;s:5:"noodp";i:0;s:9:"nosnippet";i:0;s:6:"noydir";i:0;}s:11:"use_default";i:0;}s:8:"dc.title";a:1:{s:5:"value";s:0:"";}s:8:"location";a:2:{s:8:"latitude";s:0:"";s:9:"longitude";s:0:"";}}s:7:"contact";i:0;s:13:"form_build_id";s:37:"form-93c3b0185170bcc15c9ee296b7b99927";}
    [field_bandera_icon] => Array
        (
            [0] => Array
                (
                    [fid] => 1557
                    [uid] => 1
                    [filename] => cuba.png
                    [filepath] => sites/default/files/cuba.png
                    [filemime] => image/png
                    [filesize] => 512
                    [status] => 1
                    [timestamp] => 1311009413
                    [list] => 1
                    [data] => Array
                        (
                            [alt] => 
                            [title] => 
                        )

                )

        )

    [field_lenguas_oficiales_e] => Array
        (
            [0] => Array
                (
                    [value] => 
                )

        )

    [field_pais_bailes_nacionales] => Array
        (
            [0] => Array
                (
                    [value] => 

El Danzón  es el baile nacional cubano.

Es un género bailable derivado de la danza criolla creado por Miguel Failde y Pérez y tuvo su primera audición pública el 1ro de enero de 1879 en el Liceo de Matanzas, Cuba, con la obra "Las Alturas de Simpson". Se deriva de la danza y contradanza europea y francesa llegada esta última a través de las migraciones procedentes de Haití y surge cuando estos bailes de salón recibieron las influencias del criollísimo son. La aparición del nuevo ritmo provocó un fuerte impacto en los bailadores de la Isla y pronto se adueñó de los salones de baile y fiestas de todas las capas de la sociedad. En las primeras dos décadas del siglo XX el Danzón evolucionó a partir de la incorporación de otros elementos de la música cubana, especialmente del Son y según la opinión del musicólogo cubano Elio Orovio “En el1910, José Urfé, compositor, director y clarinetista, revoluciona el Danzón cubano al insertar, en su parte final, un montuno de son al estilo de los figurados de los treseros orientales”. Tras una época de auge, el Danzón entró en una franca decadencia tras el surgimiento de nuevos ritmos y bailes, pero hoy entusiastas cultivadores del género tratan de rescatarlo y popularizarlo a través de peñas y encuentros.

La Rumba La palabra Rumba es un término genérico que cubre una variedad de nombres (es decir, Son, Danzón, Guajira, Guaracha, etc.), para un tipo de música o baile.

El significado exacto de la palabra Rumba varía en el Caribe de isla en isla. La influencia de la Rumba vino en el Siglo XIV con los esclavos traídos de África. El baile nativo de la Rumba es esencialmente una pantomima del sexo bailado extremadamente rápido con movimientos exagerados de la cadera, con una actitud sensualmente agresiva de parte del hombre y una actitud defensiva de parte de la mujer. La música se toca con un golpe de los instrumentos de percusión en armonía con los movimientos expresivos de los bailarines. En los grupos que la practican, se considera la Rumba como una fiesta o diversión, una manera de reunirse, de tocar tambores, bailar y cantar. Le dicen "rumbear", o "irse de rumba" al hecho de participar en la fiesta. Y se participa por todos en el grupo, unos tocando los tambores, otros elevando el canto solista, otros coreando, bailando o simplemente palmeando el ritmo y moviendo el cuerpo en el sitio en que se encuentran observando. Rumba es el nombre genérico que se da al hecho de la fiesta y al género musical. Los ritmos fascinadores y las expresiones corporales hacen que la Rumba sea uno de los bailes más disfrutados en las fiestas populares y algunos de sus elementos danzarios característicos son incorporados habitualmente a otros bailes cubanos.

El Zapateado o Zapateo cubano parte de las formas de ejecución de las danzas denominadas de salón o de cuadros, llegadas a Cuba principalmente a través de Francia y de España, desde fines del siglo XVIII y durante el XIX, las que alcanzaron su mayor desarrollo en el país en esta última centuria.

Estas danzas como el Zapateo, que en sus inicios, sólo fueron practicadas por las clases media y alta de la sociedad cubana de entonces, trascendieron el marco de los salones y llegaron a los grupos locales más amplios, lo que les imprimió modalidades nuevas y coadyuvó a mantenerlas vivas durante más de un siglo, vinculadas, sobre todo a las festividades tradicionales del pueblo cubano. Debido a esto, algunas de estas expresiones forman parte de la cultura popular tradicional y se incluyen bajo la denominación de bailes de salón, los que, en su mayoría, han dejado de practicarse. El Zapateado en Cuba sufrió modificaciones, lo cual originó variantes como sucede en el resto de los países hispanoamericanos. Los análisis morfológicos de estos bailes corroboran su analogía con formas de realización en la Península Ibérica, lo cual reafirma su indiscutible hispanidad. El Zapateado es expresión danzaria de los campesinos y su ejecución, en parejas, remeda el juego amoroso entre el hombre y la mujer que golpean suave y cadenciosamente el suelo con los pies mientras evolucionan por el salón batiendo ella las faldas de su vestido (preferentemente una bata cubana) con las manos y él jugando con su sombrero de yarey al ritmo del punto guajiro. Actualmente en desuso popular, el Zapateado solo se ve en presentaciones artísticas y conmemorativas.

Sitios vinculados:

Salón de la Música Cubana: http://www.musica.cult.cu/documen/hoyrumba.htmç

Radio Habana Cuba: http://www.radiohc.cu/espanol/turismo/kaleidoscopio/rumba

[format] => 1 ) ) [field_pais_bailes_nacionales_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_datos_gen] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Nombre oficial: República de Cuba

Situada en la entrada del Golfo de México, en pleno Mar Caribe, la República de Cuba es un archipiélago formado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud (considerado municipio especial) y por 4 195 cayos e islotes que alcanzan una superficie de 110 922 Km2. Los países más cercanos son Haití, Estados Unidos, Jamaica y México.

Capital: La Habana

Idioma Oficial: Español

Superficie: 110 mil km2

Población: 11,3 millones de habitantes

Moneda: Peso Cubano

[format] => 1 ) ) [field_pais_datos_gen_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_fiestas_populares] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Fiestas y celebraciones

En Cuba existen o han existido fiestas patronales, campesinas, carnavales, parrandas, charangas y festividades de antecedentes africanos.

Actualmente el número de festejos revitalizados en Cuba asciende a 370. En ellos se respeta la raíz tradicional de sus elementos principales sin desconocer usos y costumbres gestados en los últimos años.

Hasta 1959 las fiestas con tradición popular en el país estaban unidas al calendario de festejos de la Iglesia Católica, a los festejos destinados a sus santos o alguna otra actividad cultural relevante, carnavales y campesinas.

Las fiestas patronales comenzaron a efectuarse en Cuba desde la ocupación española. Siempre implicaban una procesión seguida de una fiesta, verbena, guateque o feria según fuera el caso. Las más populares son: Nuestra Señora de la Caridad, Nuestra Señora de la Candelaria y San Juan Bautista.

Fiestas Campesinas

Las fiestas tradicionales campesinas se desarrollan en el ambiente campesino cubano y tienen plena vigencia porque han conseguido pervivir y conservarse en los diferentes cambios sociales. Se tipifican en: changüí, parrandas o guateques, torneos o fiestas de bandos, y fiestas de tambor, entre otras.

El guateque es el festejo que se celebra en zonas rurales y suburbanas en los que se emplea la música campesina de marcada influencia hispánica y canaria. Años atrás se celebraban con bailes como el zapateo, comidas y bebidas tradicionales y juegos de competencias.

El changüí es una fiesta que se celebra en la provincia de Guantánamo con las características de las fiestas campesinas pero en las que el baile y la música son el changüí, modalidad del complejo del son.

La fiesta de bandos o torneos se realizan atendiendo a habilidades con caballos, argollas, palo ensebado, etc. La celebración de la fiesta se hace con división interna de bandos rojos y azules. Aparece también en áreas urbanas, aunque con características diferentes. Los bailes de tambor se corresponden con los asentamientos de esclavos negros. La del tambor yuka todavía se mantiene vigente; el tambor kinfuiti está revitalizado en la zona del Mariel, en la provincia La Habana.

Carnavales

Los carnavales son las fiestas tradicionales cubanas que tienen sus antecedentes en las fiestas celebradas por los hispanos y sus descendientes, pero fueron sincretizadas por las dotaciones de esclavos africanos que las adoptaron para celebrar a sus deidades religiosas.

Los carnavales, según la vieja tradición de la península, poseen elementos propios como los disfraces, carrozas, comparsas y desfiles entre otros. En la capital se celebraban en torno a los tres días anteriores a la cuaresma.

Desde la región central hasta la oriental su origen está vinculado a las fiestas patronales de los pueblos. Los más populares son los de Santiago de Cuba, Camagüey y La Habana; en el primero casi todas las comparsas se originaron en tumbas francesas y cabildos africanos debido a la influencia cultural francesa proveniente de Haití y a la presencia africana. Son famosos por su alegría y su participación colectiva.

Fiestas Folklóricas

Las parrandas y charangas son otro tipo de fiesta tradicional que tienen muchos puntos en común con los carnavales por el uso de carrozas y changüíes. Las más conocidas son las de Remedios en la provincia de Villa Clara y las de Bejucal en La Habana pero también se celebran en Sancti Spíritus y en Ciego de Ávila.

En las parrandas, la población se divide en barrios que compiten entre sí en cuanto a trabajos de plaza, carrozas, pirotecnia, música, etc. Las carrozas están basadas en un tema que puede tomarse de la literatura universal o del cine o cualquier otra temática y en su confección trabaja todo el barrio. Otro tipo de fiestas tradicionales son las vinculadas a las prácticas de santería que se conservan vivas en la mayor parte del país. El proceso ceremonial y festivo, según los diferentes aniversarios, incluye varios conjuntos instrumentales, múltiples cantos y bailes, que forman parte esencial de las actividades religiosas.

Le siguen por su importancia y difusión las manifestaciones de palo monte, arará y la santería cruzada con palo monte y la cruzada con el espiritismo. En las fiestas religiosas de origen haitiano hay señalados dos subgrupos. Son ellos el Bande-Rará y las fiestas a los Loás.

[format] => 1 ) ) [field_pais_fiestas_populares_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_historia] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => ) ) [field_pais_historia_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_lenguas_oficiales] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => ) ) [field_pais_lenguas_originarias] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

El idioma oficial de Cuba es el español y no existen dialectos.

El español fue traído a la Isla por los conquistadores españoles que lo impusieron a la par que exterminaban a la población aborigen. Muy pocas palabras aborígenes han trascendido a nuestros días, pero en las particularidades del español hablado en Cuba, se refleja la mezcla de las lenguas de distintas razas y se distingue la influencia de palabras aborígenes y africanas, como por ejemplo de las lenguas indígenas tenemos a Habana, Jagua y Guanahacabibes mientras que congrí, malanga y conga son de origen africano.

[format] => 1 ) ) [field_pais_lenguas_originarias_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_otras_lenguas] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => ) ) [field_pais_otras_lenguas_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_platos_tipicos] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Gastronomía

La gastronomía de Cuba es una fusión de cocinas españolas, africanas y del Caribe. Cuba tiene una cocina con acento propio, rica y variada.

Por cocina cubana se entiende no sólo aquellos platos típicos, sino cualquier comida que se adapte a nuestro paladar e idiosincrasia y que, en resumen, haya sido preparada a la cubana. Preferimos el zumo de naranja agria para condimentar las carnes rojas, y el de limón para pollos, pescados y mariscos.

Elemento indispensable para el adobo en nuestro país es el ajo, el tomate, el ají, la cebolla, la pimienta, el comino, otras especies secas y algunas hierbas aromáticas. Se trata de una cocina que usa poco el picante y donde la salsa no mata nunca el sabor auténtico del plato.

El ajiaco criollo, del que existen varias versiones, es el plato nacional; es, en esencia, el conjunto de vegetales y frutos del huerto con varios tipos de carne guisados al mismo tiempo.

El patrón alimentario del cubano incluye el arroz, como cereal básico, un guiso de frijoles, algún alimento frito, el dulce, gusto que impuso, ¡y de qué manera!, la industria del azúcar.

Una cena cubana típica no deja fuera esa gloria de la culinaria nacional que es el congrí (guiso de arroz con frijoles colorados) y la carne de cerdo asada o frita, plato que se acompaña con deliciosa yuca salcochada y aderezada con un mojo de naranja agria y ajo, y con un platillo de plátanos verdes fritos y aplastados a puñetazos, los llamados tostones.

Tan cubana como esa cena podrían ser un plato de arroz con pollo, unos tamalitos, o para los que prefieren el carnero, un buen chilindrón de esa carne que no rechazaría el gourmet

[format] => 1 ) ) [field_pais_platos_tipicos_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_pueblos_originarios] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => ) ) [field_pais_pueblos_originarios_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_religiones] => Array ( [0] => Array ( [value] => [format] => ) ) [field_pais_religiones_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_simbolos_nacionales] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Flor Nacional: La Mariposa


Flor Nacional La MariposaLa mariposa. Su nombre científico es Hedychium coronarium, de la familia de las Zingiberaceas. Oriunda de Vietnam. Es una flor blanca, hermosa y de exquisito perfume, alcanza hasta un metro y medio de altura y sus hojas verdes y grandes son a su vez lanceoladas y envainadas.

Por su blancura se le asocia a la pureza de los ideales independentistas y a la paz, también presentes en dos franjas de la enseña nacional. Fue empleada como una especie de clave entre las mujeres que participaron en las guerras liberadoras del siglo XIX. La mariposa es además símbolo de delicadeza, gracia y esbeltez de la mujer cubana.

 

Árbol nacional: La Palma Real


Árbol NacionalLa Palma Real (Roystonea Regia. O.F.Cook) es reconocida por todos los cubanos como la reina de nuestros campos, por la majestuosidad de su estructura, su peculiar talla, su fortaleza, utilidad y por ser el más numeroso de nuestros árboles. Simboliza el carácter indoblegable del cubano, al soportar en pie los más furiosos vendavales Alcanza generalmente una altura entre cuarenta y cincuenta pies, coronado por un bellísimo penacho de hojas, capaz de inspirar a infinidad de poetas, músicos y pintores, por su elegancia. Forma parte central del paisaje que se encuentra estampado en el escudo nacional de la República.

 

 

Ave Nacional: El Tocororo


Ave NacionalEl Tocororo, ave nacional de Cuba, pertenece a la familia Trogodinae al que pertenece el Quetzal, ave nacional de Guatemala.

El Tocororo reproduce en su plumaje los colores de la bandera nacional: rojo, azúl y blanco, es endémico y no tolera el cautiverio. Habita los campos desde hace miles de años y se localiza fundamentalmente en la Sierra de los Órganos, Ciénaga de Zapata, el Escambray, complejo montañoso de la Sierra Maestra, e Isla de la Juventud. Prefiere los bosques de todo tipo, y también pinares.

El Tocororo era llamado también “Guatani” por los aborígenes que poblaron antaño la isla, aún puede oírsele llamar así en la región del extremo oriental.

[format] => 1 ) ) [field_pais_simbolos_nacionales_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_simbolos_patrios] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

Los símbolos patrios que identifican la nación. La palma real, la flor de la Mariposa y el Tocororo son los símbolos nacionales cubanos

Bandera: Bandera de la estrella solitaria

En 1850 fue enarbolada por primera vez en Cuba, la que sería definitivamente su enseña nacional. De una gran sencillez y con perfecta armonía se combinan tres colores, rojo, azul y blanco, para formar la bandera cubana: tres listas azules –los departamentos en que se dividía la Isla por entonces- dos listas blancas –la fuerza del ideal independentista-, un triángulo rojo –representante de la igualdad, la fraternidad y la libertad y a su vez, de la sangre necesaria vertida en las luchas por la independencia- y una estrella blanca, solitaria, como símbolo de la absoluta libertad entre los demás pueblos. Estos elementos caracterizan su bello diseño.

Escudo

El escudo Nacional, representa a nuestra Isla. Tiene forma de adarga ojival y está dividido en tres cuerpos.

En su cuerpo superior horizontal aparece una llave dorada entre dos montañas y un sol naciente en el mar, lo cual simboliza la posición de Cuba en el Golfo entre las dos Américas, en medio del surgimiento de un nuevo Estado.

Las franjas blancas y azules ejemplifican la posición departamental de la Isla en la época colonial y se encuentran a lo largo del cuerpo izquierdo. En el derecho vertical: un paisaje cubano presidido por la palma real o lo que sería lo mismo, el símbolo del carácter indoblegable del pueblo cubano.

 

Himno Nacional de Cuba (Himno de Bayamo)

 

El Himno Nacional cubano nació en Bayamo en el fragor de la lucha por la independencia. Pedro Figueredo, luego de haber compuesto la melodía en 1867, escribió con gran sentido independentista la letra de este himno de lucha cuando las tropas insurrectas tomaron la ciudad en 1868.

Texto del Himno Nacional cubano

“Al combate corred, bayameses

Que la Patria os contempla orgullosa

No temáis una muerte gloriosa

Que morir por la Patria, es vivir.

En cadenas vivir es vivir

En afrenta y oprobio sumidos,

Del clarín escuchad el sonido

A las armas, valientes, corred”.

[format] => 1 ) ) [field_pais_simbolos_patrios_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_tiene_ficha] => Array ( [0] => Array ( [nid] => 12 ) ) [field_pais_trajes_tipicos] => Array ( [0] => Array ( [value] =>

De acuerdo con su clima cálido, propio de la zona caribeña donde se encuentra situada, el vestuario cubano se caracteriza, de manera general, por prendas de tejidos ligeros y claros que se adaptan consecuentemente a la época y la moda

El vestuario tradicional cubano es una derivación de prendas de vestir procedentes de España con arreglos propios del ingenio y las necesidades de la población criolla.

La bata cubana

 El origen de la bata cubana se ubica en el siglo XIX. Surge de un híbrido entre los deshabillés o batas de casa llevados por las damas criollas adineradas de la época o por sus criadas, quienes las mandaban a adornar para usarlos en las calles de paso y así mostrar la bondad de sus amas por darles a usar tan lindo vestuario, y los trajes de las bailarinas y cantantes españolas, quienes por entonces comenzaron a llegar a Cuba. Ambas prendas tenían una estructura similar, aunque los tejidos y colores empleados en su confección eran diferentes.

Esta ropa tradicional femenina de la Isla se caracteriza por ser un tipo de vestido bastante escotado, algo ceñido al busto, largo y amplio, con mangas, adornado con cintas, puntas de encaje y entredós.

Estas preciosas batas gustan a cubanos y visitantes, y los artesanos ofrecen para todos ellos una amplia variedad de este singular vestido tan favorable para el clima cálido.

Su uso en la actualidad no es común y solo aparece en celebraciones muy especiales y escenificaciones de teatro y danza aunque variantes de ella aparecen inspiradas en el vestuario femenino de la Isla.

 

La guayabera.

Fundamentalmente de color blanco, o crudo, la guayabera en su evolución hasta la actualidad se presenta en versiones de diversos colores. También los diseñadores locales han presentado variantes con más o menos ornamentos, pero la guayabera clásica es una camisa larga, de mangas cortas o largas con cuatro bolsillos en el frente de la pieza, adornada con tiras de tres o más alforzas al frente y la espalda.

Aunque es una prenda principalmente masculina, existen versiones inspiradas para uso de la mujer. El origen de esta camisa es bastante confuso. Panameños, mexicanos, filipinos y cubanos se disputan el mérito de su creación. Para complicar aún más el asunto, en Cuba hay varias versiones que coinciden en otorgar la paternidad de la prenda nacional a un inmigrante español.

Una de las más conocidas es la de que por haber nacido en las márgenes del río espirituano del Yayabo, a la camisa se le empezó a llamar yayabera y, con el correr del tiempo, derivó a guayabera.

Lo cierto es que esta camisa larga, que se lleva por fuera del pantalón, muy pronto se popularizó. Primero fueron los campesinos cubanos, quienes terminaron por convertirla en la prenda por excelencia de sus fiestas y celebraciones. Luego los veteranos de las guerras de independencia las exhibieron por las ciudades, con dos aditamentos que simbolizaban su condición: una bandera cubana y sus medallas de combatientes. Con el correr de los años, los políticos de la recién estrenada república las empezaron a usar también: los liberales con pañuelos rojos al cuello y los conservadores con pañuelos amarillos.

Hoy, esta camisa de tela ligera, amplios bolsillos y bandas de alforcitas o plisados, se pasea por campos y ciudades por igual. Lo mismo se le puede ver en un guateque guajiro que en los salones donde sesiona el Parlamento y en otras ocasiones especiales.

Paradójicamente, es una prenda de uso común y de gala a la vez, la única en Cuba capaz de desplazar al traje "de cuello y corbata" en una gran ocasión.

El sombrero de yarey

El sombrero de yarey es usado desde siempre por los campesinos cubanos para ampararse de los fuertes rayos del sol, es de alas anchas, fresco, de poco peso, barato y de fácil confección.

En la manigua, los mambises también llevaban ese sombrero con una diferencia: el ala frontal virada hacia arriba y en este sitio, una escarapela con la insignia nacional.

Hoy, es de uso común en los campos de Cuba y en las ofertas artesanales.

[format] => 1 ) ) [field_pais_trajes_tipicos_e] => Array ( [0] => Array ( [value] => ) ) [field_pais_miembro_alba] => Array ( [0] => Array ( [nid] => 12 ) ) [last_comment_timestamp] => 1305746024 [last_comment_name] => [comment_count] => 0 [taxonomy] => Array ( ) [nodewords] => Array ( [abstract] => Array ( [value] => ) [canonical] => Array ( [value] => ) [copyright] => Array ( [value] => alba cultural ) [description] => Array ( [value] => ) [keywords] => Array ( [value] => ) [revisit-after] => Array ( [value] => 1 ) [robots] => Array ( [value] => Array ( [noarchive] => 0 [nofollow] => 0 [noindex] => 0 [noodp] => 0 [nosnippet] => 0 [noydir] => 0 ) [use_default] => 0 ) [dc.contributor] => Array ( [value] => ) [dc.creator] => Array ( [value] => ) [dc.date] => Array ( [value] => Array ( [month] => 5 [day] => 18 [year] => 2011 ) ) [dc.title] => Array ( [value] => ) [location] => Array ( [latitude] => [longitude] => ) [pics-label] => Array ( [value] => ) ) )
premio
Cuba
Alba member
miembro del alba
General data

Nombre oficial: República de Cuba

Situada en la entrada del Golfo de México, en pleno Mar Caribe, la República de Cuba es un archipiélago formado por la Isla de Cuba, la Isla de la Juventud (considerado municipio especial) y por 4 195 cayos e islotes que alcanzan una superficie de 110 922 Km2. Los países más cercanos son Haití, Estados Unidos, Jamaica y México.

Capital: La Habana

Idioma Oficial: Español

Superficie: 110 mil km2

Población: 11,3 millones de habitantes

Moneda: Peso Cubano

Identity and Culture
Homeland Symbols

Los símbolos patrios que identifican la nación. La palma real, la flor de la Mariposa y el Tocororo son los símbolos nacionales cubanos

Bandera: Bandera de la estrella solitaria

En 1850 fue enarbolada por primera vez en Cuba, la que sería definitivamente su enseña nacional. De una gran sencillez y con perfecta armonía se combinan tres colores, rojo, azul y blanco, para formar la bandera cubana: tres listas azules –los departamentos en que se dividía la Isla por entonces- dos listas blancas –la fuerza del ideal independentista-, un triángulo rojo –representante de la igualdad, la fraternidad y la libertad y a su vez, de la sangre necesaria vertida en las luchas por la independencia- y una estrella blanca, solitaria, como símbolo de la absoluta libertad entre los demás pueblos. Estos elementos caracterizan su bello diseño.

Escudo

El escudo Nacional, representa a nuestra Isla. Tiene forma de adarga ojival y está dividido en tres cuerpos.

En su cuerpo superior horizontal aparece una llave dorada entre dos montañas y un sol naciente en el mar, lo cual simboliza la posición de Cuba en el Golfo entre las dos Américas, en medio del surgimiento de un nuevo Estado.

Las franjas blancas y azules ejemplifican la posición departamental de la Isla en la época colonial y se encuentran a lo largo del cuerpo izquierdo. En el derecho vertical: un paisaje cubano presidido por la palma real o lo que sería lo mismo, el símbolo del carácter indoblegable del pueblo cubano.

 

Himno Nacional de Cuba (Himno de Bayamo)

 

El Himno Nacional cubano nació en Bayamo en el fragor de la lucha por la independencia. Pedro Figueredo, luego de haber compuesto la melodía en 1867, escribió con gran sentido independentista la letra de este himno de lucha cuando las tropas insurrectas tomaron la ciudad en 1868.

Texto del Himno Nacional cubano

“Al combate corred, bayameses

Que la Patria os contempla orgullosa

No temáis una muerte gloriosa

Que morir por la Patria, es vivir.

En cadenas vivir es vivir

En afrenta y oprobio sumidos,

Del clarín escuchad el sonido

A las armas, valientes, corred”.

National Emblems

Flor Nacional: La Mariposa


Flor Nacional La MariposaLa mariposa. Su nombre científico es Hedychium coronarium, de la familia de las Zingiberaceas. Oriunda de Vietnam. Es una flor blanca, hermosa y de exquisito perfume, alcanza hasta un metro y medio de altura y sus hojas verdes y grandes son a su vez lanceoladas y envainadas.

Por su blancura se le asocia a la pureza de los ideales independentistas y a la paz, también presentes en dos franjas de la enseña nacional. Fue empleada como una especie de clave entre las mujeres que participaron en las guerras liberadoras del siglo XIX. La mariposa es además símbolo de delicadeza, gracia y esbeltez de la mujer cubana.

 

Árbol nacional: La Palma Real


Árbol NacionalLa Palma Real (Roystonea Regia. O.F.Cook) es reconocida por todos los cubanos como la reina de nuestros campos, por la majestuosidad de su estructura, su peculiar talla, su fortaleza, utilidad y por ser el más numeroso de nuestros árboles. Simboliza el carácter indoblegable del cubano, al soportar en pie los más furiosos vendavales Alcanza generalmente una altura entre cuarenta y cincuenta pies, coronado por un bellísimo penacho de hojas, capaz de inspirar a infinidad de poetas, músicos y pintores, por su elegancia. Forma parte central del paisaje que se encuentra estampado en el escudo nacional de la República.

 

 

Ave Nacional: El Tocororo


Ave NacionalEl Tocororo, ave nacional de Cuba, pertenece a la familia Trogodinae al que pertenece el Quetzal, ave nacional de Guatemala.

El Tocororo reproduce en su plumaje los colores de la bandera nacional: rojo, azúl y blanco, es endémico y no tolera el cautiverio. Habita los campos desde hace miles de años y se localiza fundamentalmente en la Sierra de los Órganos, Ciénaga de Zapata, el Escambray, complejo montañoso de la Sierra Maestra, e Isla de la Juventud. Prefiere los bosques de todo tipo, y también pinares.

El Tocororo era llamado también “Guatani” por los aborígenes que poblaron antaño la isla, aún puede oírsele llamar así en la región del extremo oriental.

Native languages

El idioma oficial de Cuba es el español y no existen dialectos.

El español fue traído a la Isla por los conquistadores españoles que lo impusieron a la par que exterminaban a la población aborigen. Muy pocas palabras aborígenes han trascendido a nuestros días, pero en las particularidades del español hablado en Cuba, se refleja la mezcla de las lenguas de distintas razas y se distingue la influencia de palabras aborígenes y africanas, como por ejemplo de las lenguas indígenas tenemos a Habana, Jagua y Guanahacabibes mientras que congrí, malanga y conga son de origen africano.

Typical Costumes

De acuerdo con su clima cálido, propio de la zona caribeña donde se encuentra situada, el vestuario cubano se caracteriza, de manera general, por prendas de tejidos ligeros y claros que se adaptan consecuentemente a la época y la moda

El vestuario tradicional cubano es una derivación de prendas de vestir procedentes de España con arreglos propios del ingenio y las necesidades de la población criolla.

La bata cubana

 El origen de la bata cubana se ubica en el siglo XIX. Surge de un híbrido entre los deshabillés o batas de casa llevados por las damas criollas adineradas de la época o por sus criadas, quienes las mandaban a adornar para usarlos en las calles de paso y así mostrar la bondad de sus amas por darles a usar tan lindo vestuario, y los trajes de las bailarinas y cantantes españolas, quienes por entonces comenzaron a llegar a Cuba. Ambas prendas tenían una estructura similar, aunque los tejidos y colores empleados en su confección eran diferentes.

Esta ropa tradicional femenina de la Isla se caracteriza por ser un tipo de vestido bastante escotado, algo ceñido al busto, largo y amplio, con mangas, adornado con cintas, puntas de encaje y entredós.

Estas preciosas batas gustan a cubanos y visitantes, y los artesanos ofrecen para todos ellos una amplia variedad de este singular vestido tan favorable para el clima cálido.

Su uso en la actualidad no es común y solo aparece en celebraciones muy especiales y escenificaciones de teatro y danza aunque variantes de ella aparecen inspiradas en el vestuario femenino de la Isla.

 

La guayabera.

Fundamentalmente de color blanco, o crudo, la guayabera en su evolución hasta la actualidad se presenta en versiones de diversos colores. También los diseñadores locales han presentado variantes con más o menos ornamentos, pero la guayabera clásica es una camisa larga, de mangas cortas o largas con cuatro bolsillos en el frente de la pieza, adornada con tiras de tres o más alforzas al frente y la espalda.

Aunque es una prenda principalmente masculina, existen versiones inspiradas para uso de la mujer. El origen de esta camisa es bastante confuso. Panameños, mexicanos, filipinos y cubanos se disputan el mérito de su creación. Para complicar aún más el asunto, en Cuba hay varias versiones que coinciden en otorgar la paternidad de la prenda nacional a un inmigrante español.

Una de las más conocidas es la de que por haber nacido en las márgenes del río espirituano del Yayabo, a la camisa se le empezó a llamar yayabera y, con el correr del tiempo, derivó a guayabera.

Lo cierto es que esta camisa larga, que se lleva por fuera del pantalón, muy pronto se popularizó. Primero fueron los campesinos cubanos, quienes terminaron por convertirla en la prenda por excelencia de sus fiestas y celebraciones. Luego los veteranos de las guerras de independencia las exhibieron por las ciudades, con dos aditamentos que simbolizaban su condición: una bandera cubana y sus medallas de combatientes. Con el correr de los años, los políticos de la recién estrenada república las empezaron a usar también: los liberales con pañuelos rojos al cuello y los conservadores con pañuelos amarillos.

Hoy, esta camisa de tela ligera, amplios bolsillos y bandas de alforcitas o plisados, se pasea por campos y ciudades por igual. Lo mismo se le puede ver en un guateque guajiro que en los salones donde sesiona el Parlamento y en otras ocasiones especiales.

Paradójicamente, es una prenda de uso común y de gala a la vez, la única en Cuba capaz de desplazar al traje "de cuello y corbata" en una gran ocasión.

El sombrero de yarey

El sombrero de yarey es usado desde siempre por los campesinos cubanos para ampararse de los fuertes rayos del sol, es de alas anchas, fresco, de poco peso, barato y de fácil confección.

En la manigua, los mambises también llevaban ese sombrero con una diferencia: el ala frontal virada hacia arriba y en este sitio, una escarapela con la insignia nacional.

Hoy, es de uso común en los campos de Cuba y en las ofertas artesanales.

National dances

El Danzón  es el baile nacional cubano.

Es un género bailable derivado de la danza criolla creado por Miguel Failde y Pérez y tuvo su primera audición pública el 1ro de enero de 1879 en el Liceo de Matanzas, Cuba, con la obra "Las Alturas de Simpson". Se deriva de la danza y contradanza europea y francesa llegada esta última a través de las migraciones procedentes de Haití y surge cuando estos bailes de salón recibieron las influencias del criollísimo son. La aparición del nuevo ritmo provocó un fuerte impacto en los bailadores de la Isla y pronto se adueñó de los salones de baile y fiestas de todas las capas de la sociedad. En las primeras dos décadas del siglo XX el Danzón evolucionó a partir de la incorporación de otros elementos de la música cubana, especialmente del Son y según la opinión del musicólogo cubano Elio Orovio “En el1910, José Urfé, compositor, director y clarinetista, revoluciona el Danzón cubano al insertar, en su parte final, un montuno de son al estilo de los figurados de los treseros orientales”. Tras una época de auge, el Danzón entró en una franca decadencia tras el surgimiento de nuevos ritmos y bailes, pero hoy entusiastas cultivadores del género tratan de rescatarlo y popularizarlo a través de peñas y encuentros.

La Rumba La palabra Rumba es un término genérico que cubre una variedad de nombres (es decir, Son, Danzón, Guajira, Guaracha, etc.), para un tipo de música o baile.

El significado exacto de la palabra Rumba varía en el Caribe de isla en isla. La influencia de la Rumba vino en el Siglo XIV con los esclavos traídos de África. El baile nativo de la Rumba es esencialmente una pantomima del sexo bailado extremadamente rápido con movimientos exagerados de la cadera, con una actitud sensualmente agresiva de parte del hombre y una actitud defensiva de parte de la mujer. La música se toca con un golpe de los instrumentos de percusión en armonía con los movimientos expresivos de los bailarines. En los grupos que la practican, se considera la Rumba como una fiesta o diversión, una manera de reunirse, de tocar tambores, bailar y cantar. Le dicen "rumbear", o "irse de rumba" al hecho de participar en la fiesta. Y se participa por todos en el grupo, unos tocando los tambores, otros elevando el canto solista, otros coreando, bailando o simplemente palmeando el ritmo y moviendo el cuerpo en el sitio en que se encuentran observando. Rumba es el nombre genérico que se da al hecho de la fiesta y al género musical. Los ritmos fascinadores y las expresiones corporales hacen que la Rumba sea uno de los bailes más disfrutados en las fiestas populares y algunos de sus elementos danzarios característicos son incorporados habitualmente a otros bailes cubanos.

El Zapateado o Zapateo cubano parte de las formas de ejecución de las danzas denominadas de salón o de cuadros, llegadas a Cuba principalmente a través de Francia y de España, desde fines del siglo XVIII y durante el XIX, las que alcanzaron su mayor desarrollo en el país en esta última centuria.

Estas danzas como el Zapateo, que en sus inicios, sólo fueron practicadas por las clases media y alta de la sociedad cubana de entonces, trascendieron el marco de los salones y llegaron a los grupos locales más amplios, lo que les imprimió modalidades nuevas y coadyuvó a mantenerlas vivas durante más de un siglo, vinculadas, sobre todo a las festividades tradicionales del pueblo cubano. Debido a esto, algunas de estas expresiones forman parte de la cultura popular tradicional y se incluyen bajo la denominación de bailes de salón, los que, en su mayoría, han dejado de practicarse. El Zapateado en Cuba sufrió modificaciones, lo cual originó variantes como sucede en el resto de los países hispanoamericanos. Los análisis morfológicos de estos bailes corroboran su analogía con formas de realización en la Península Ibérica, lo cual reafirma su indiscutible hispanidad. El Zapateado es expresión danzaria de los campesinos y su ejecución, en parejas, remeda el juego amoroso entre el hombre y la mujer que golpean suave y cadenciosamente el suelo con los pies mientras evolucionan por el salón batiendo ella las faldas de su vestido (preferentemente una bata cubana) con las manos y él jugando con su sombrero de yarey al ritmo del punto guajiro. Actualmente en desuso popular, el Zapateado solo se ve en presentaciones artísticas y conmemorativas.

Sitios vinculados:

Salón de la Música Cubana: http://www.musica.cult.cu/documen/hoyrumba.htmç

Radio Habana Cuba: http://www.radiohc.cu/espanol/turismo/kaleidoscopio/rumba

Typical cuisine

Gastronomía

La gastronomía de Cuba es una fusión de cocinas españolas, africanas y del Caribe. Cuba tiene una cocina con acento propio, rica y variada.

Por cocina cubana se entiende no sólo aquellos platos típicos, sino cualquier comida que se adapte a nuestro paladar e idiosincrasia y que, en resumen, haya sido preparada a la cubana. Preferimos el zumo de naranja agria para condimentar las carnes rojas, y el de limón para pollos, pescados y mariscos.

Elemento indispensable para el adobo en nuestro país es el ajo, el tomate, el ají, la cebolla, la pimienta, el comino, otras especies secas y algunas hierbas aromáticas. Se trata de una cocina que usa poco el picante y donde la salsa no mata nunca el sabor auténtico del plato.

El ajiaco criollo, del que existen varias versiones, es el plato nacional; es, en esencia, el conjunto de vegetales y frutos del huerto con varios tipos de carne guisados al mismo tiempo.

El patrón alimentario del cubano incluye el arroz, como cereal básico, un guiso de frijoles, algún alimento frito, el dulce, gusto que impuso, ¡y de qué manera!, la industria del azúcar.

Una cena cubana típica no deja fuera esa gloria de la culinaria nacional que es el congrí (guiso de arroz con frijoles colorados) y la carne de cerdo asada o frita, plato que se acompaña con deliciosa yuca salcochada y aderezada con un mojo de naranja agria y ajo, y con un platillo de plátanos verdes fritos y aplastados a puñetazos, los llamados tostones.

Tan cubana como esa cena podrían ser un plato de arroz con pollo, unos tamalitos, o para los que prefieren el carnero, un buen chilindrón de esa carne que no rechazaría el gourmet

Popular Celebrations

Fiestas y celebraciones

En Cuba existen o han existido fiestas patronales, campesinas, carnavales, parrandas, charangas y festividades de antecedentes africanos.

Actualmente el número de festejos revitalizados en Cuba asciende a 370. En ellos se respeta la raíz tradicional de sus elementos principales sin desconocer usos y costumbres gestados en los últimos años.

Hasta 1959 las fiestas con tradición popular en el país estaban unidas al calendario de festejos de la Iglesia Católica, a los festejos destinados a sus santos o alguna otra actividad cultural relevante, carnavales y campesinas.

Las fiestas patronales comenzaron a efectuarse en Cuba desde la ocupación española. Siempre implicaban una procesión seguida de una fiesta, verbena, guateque o feria según fuera el caso. Las más populares son: Nuestra Señora de la Caridad, Nuestra Señora de la Candelaria y San Juan Bautista.

Fiestas Campesinas

Las fiestas tradicionales campesinas se desarrollan en el ambiente campesino cubano y tienen plena vigencia porque han conseguido pervivir y conservarse en los diferentes cambios sociales. Se tipifican en: changüí, parrandas o guateques, torneos o fiestas de bandos, y fiestas de tambor, entre otras.

El guateque es el festejo que se celebra en zonas rurales y suburbanas en los que se emplea la música campesina de marcada influencia hispánica y canaria. Años atrás se celebraban con bailes como el zapateo, comidas y bebidas tradicionales y juegos de competencias.

El changüí es una fiesta que se celebra en la provincia de Guantánamo con las características de las fiestas campesinas pero en las que el baile y la música son el changüí, modalidad del complejo del son.

La fiesta de bandos o torneos se realizan atendiendo a habilidades con caballos, argollas, palo ensebado, etc. La celebración de la fiesta se hace con división interna de bandos rojos y azules. Aparece también en áreas urbanas, aunque con características diferentes. Los bailes de tambor se corresponden con los asentamientos de esclavos negros. La del tambor yuka todavía se mantiene vigente; el tambor kinfuiti está revitalizado en la zona del Mariel, en la provincia La Habana.

Carnavales

Los carnavales son las fiestas tradicionales cubanas que tienen sus antecedentes en las fiestas celebradas por los hispanos y sus descendientes, pero fueron sincretizadas por las dotaciones de esclavos africanos que las adoptaron para celebrar a sus deidades religiosas.

Los carnavales, según la vieja tradición de la península, poseen elementos propios como los disfraces, carrozas, comparsas y desfiles entre otros. En la capital se celebraban en torno a los tres días anteriores a la cuaresma.

Desde la región central hasta la oriental su origen está vinculado a las fiestas patronales de los pueblos. Los más populares son los de Santiago de Cuba, Camagüey y La Habana; en el primero casi todas las comparsas se originaron en tumbas francesas y cabildos africanos debido a la influencia cultural francesa proveniente de Haití y a la presencia africana. Son famosos por su alegría y su participación colectiva.

Fiestas Folklóricas

Las parrandas y charangas son otro tipo de fiesta tradicional que tienen muchos puntos en común con los carnavales por el uso de carrozas y changüíes. Las más conocidas son las de Remedios en la provincia de Villa Clara y las de Bejucal en La Habana pero también se celebran en Sancti Spíritus y en Ciego de Ávila.

En las parrandas, la población se divide en barrios que compiten entre sí en cuanto a trabajos de plaza, carrozas, pirotecnia, música, etc. Las carrozas están basadas en un tema que puede tomarse de la literatura universal o del cine o cualquier otra temática y en su confección trabaja todo el barrio. Otro tipo de fiestas tradicionales son las vinculadas a las prácticas de santería que se conservan vivas en la mayor parte del país. El proceso ceremonial y festivo, según los diferentes aniversarios, incluye varios conjuntos instrumentales, múltiples cantos y bailes, que forman parte esencial de las actividades religiosas.

Le siguen por su importancia y difusión las manifestaciones de palo monte, arará y la santería cruzada con palo monte y la cruzada con el espiritismo. En las fiestas religiosas de origen haitiano hay señalados dos subgrupos. Son ellos el Bande-Rará y las fiestas a los Loás.